INVESTIGACION EDUCATIVA

galeria
galeria
artes visuales
artes visuales

Nombre

Dirección

Ciudad - País

T: 123-456-789

F: 123-456-780

 

 

Teorías de la Reproducción

Pierre Bourdieu

Las teorías de la reproducción son un conjunto de teorías pedagógicas o de la sociología de la educación que entienden que la educación es un medio mendiante el cual se reproducen o perpetúan las relaciones sociales desiguales vigentes.

 

Estas teorías surgieron en los 60´s, 70´s, y 80´s principalmente en Francia y Estados Unidos, aunque su influencia se extendería al resto del mundo. El marco Teoríco en que se sitúan es el marxismo, u otras corrientes críticas de las desigualdades del capitalismo. Un aspecto interesante es que provienen de varios campos disciplinarios, como la filosofía, la economía, la sociología o la antropología cultural.

Los principales exponentes de esta corriente son Louis Althusser con su teoría de los aparatos ideológicos de Estado,[1] Christian Baudelot y Roger Establet quienes ofrecen datos empíricos para sostener la teoría de Althusser con investigaciones acerca de las "dos redes de escolarización" en Francia, los estadounidenses Samuel Bowles y Herbert Gintis con su "teoría de la correspondencia" y Pierre Bourdieu, Jean Claude Passeron y Basil Bernstein quienes ponen el énfasis en la "reproducción cultural".

La tesis credencialista de Randall Collins, critica fuertemente al funcionalismo en cuanto a que la expansión educativa responde a cambios en la estructura productiva y a las nuevas necesidades ocupacionales. Este Tesis remarca que los grupos dominantes hacen que la educación sea jerarquizada e introducen cambios para revalorizar determinados títulos y devaluar otros. La expansión del sistema educativo ocurre a causa del interés en alcanzar posiciones de poder, pero lo que realmente sucede es que los individuos más cualificados no ocupan cargos que requieran un elevado conocimiento y uso tecnológico sino que ocupa puestos burocráticos del sector pública o en grandes corporaciones privadas, puestos que proporcionan poder.


Esta teoría es también considerada como la Teoría de la Reproducción Cultural, introducida por Bordieux y Passeron (tomada por algunos autores como una teoría del Conflicto y no del Funcionalismo Crítico) donde la escuela reproduce la desigualdad y la dominación: la forma en la que se ejerce la transmisión cultural explica que determinados grupos tengan garantía de éxito o fracaso La escuela usa violencia simbólica en el sentido que crea su propio habitus(determinadas disposiciones culturales que son filtradas por la escuela para la selección del alumnado). la violencia simbólica se lleva a cabo de la siguiente manera: la escuela utiliza como base de su currículum el capital cultural dominante como el universal; a la escuela entran niños con diferentes capitales culturales ya que provienen de diferentes sectores socioeconómicos, entonces, la escuela, revestida de autoridad pedagógica que la vuelve neutra, reproduce la sociedad: al que le fue bien sigue adelante con sus estudios (meritocracia) y el sujeto que fracasó toma al fracaso como propio.
Esto lleva a la conclusión de que los contenidos y prácticas educativas son el resultado de la dominación de unas clases sobre otras a través de la imposición cultural (cultura calificada como universal).
Basil Bernstein agrega a esta teoría otro modo de interpretación: los códigos sociolingüísticos. Para esto se basa en dos tesis fundamentales: 1) cómo los factores de clase regulan la estructura de comunicación de la familia y, por lo tanto, la orientación del código sociolingüístico inicial de la infancia (código restringido) 2) cómo los mismos factores de clase regulan la institucionalización de los códigos elaborados en la educación, así como las formas de transición y de su manifestación. De esta manera explica la forma institucionalizada de la reproducción cultural y los efectos que produce en la conciencia de los diferentes grupos sociales. Es por medio del lenguaje que el orden social se interioriza y que la estructura social se incorpora en la experiencia del sujeto. Así la clase perteneciente a la cultura dominante posee un pensamiento más abstracto: un CÓDIGO ELABORADO y la escuela utiliza este código para todos los alumnos. De esto se deduce que el fracaso escolar es tomado como propio. La teoría de Bernstein tiene un planteamiento marxista ya que el acceso a un tipo u otro de de código no depende de las cualidades psicológicas del sujeto sino de su posición en la estructura social, que depende, a su vez, en la división del trabajo. La manera en que el código es adquirido y practicado depende de los principios de control que subyacen en las instancias de control simbólico.

Teoría de la reproducción de Pierre Bourdieu

Pierre Bourdieu (1930-2002), sociólogo francés, una de las figuras centrales del pensamiento contemporáneo. Sus trabajos giran en torno a la transmisión cultural, como refleja en su obra “La Reproducción. Elementos para una teoría del sistema de enseñanza” (1970). Fue publicada en México el año 1998. La obra cuenta con la colaboración de Jean-Claude Passeron, hace referencia a la transmisión de valores culturales entre las clases sociales y a cómo la burguesía se reproduce dentro de un mismo entorno cultural.

Para él la educación es el agente fundamental de reproducción y de la estructura de las relaciones de poder y las relaciones simbólicas entre las clases, pone énfasis en la importancia del capital cultural heredado en la familia como clave del éxito en la escuela, su análisis se centra en: los principios tradicionales que rigen el currículo, los modos de transmisión y de evaluación escolar.

Se deduce que el sistema escolar forma en las personas un proceso de adoctrinamiento que es la base de la reproducción cultural y social. Los que no adquieren esta formación son “excluidos”, ya que el sistema les impone una cultura dominante, lo que implica renunciar a su propia cultura, en otras palabras someterse a un conjunto de reglas, valores y creencias que muchas veces no son concordantes con su estilo de vida.

Bourdieu postula que la escuela enseña una cultura de un grupo social determinado que ocupa una posición de poder en la estructura social; la que se reproduce a través de una acción pedagógica, las que tienden siempre a reproducir la estructura de la distribución del capital cultural ante esos grupos o clases, contribuyendo a la reproducción de la estructura social, definida como la reproducción de la estructura de las relaciones de fuerza entre las clases.

Bourdieu considera que la permanencia de los sistemas socio-económicos de la sociedad capitalista está ligado con la reproducción cultural arbitraria, la que a su vez contribuye a la reproducción social. La escuela, por lo tanto, tiene la misión de inculcar, transmitir y conservar la cultura dominante, al imponer un paradigma cultural; reproducir la estructura social y sus relaciones de clase; y por último, esconder su falta de libertad al enmarcar sus ideologías de acuerdo al régimen imperante.

Para cumplir su misión, le da al profesor (producto inconsciente del sistema),que es la instancia más directa de transmisión cultural, la responsabilidad de formador y autoridad pedagógica. Este que ejerce sus funciones mediante sus acciones pedagógicas, pero todas ellas dominadas y sometidas a las clases dominantes, donde se enseña arbitrariedad cultural, los que son instrumentos de dominación y de reproducción, así la cultura se reproduce y toda acción pedagógica se convierte en violencia simbólica. Ejemplos cotidianos: en los colegios a los niños se les obliga a llevar el pelo corto; las niñas, a no usar maquillaje ni pelo con colores; para ambos llevar siempre el uniforme y tener un rol sexual bien definido. Como pasó en el Colegio España de Concepción, año 2004, donde dos alumnas fueron expulsadas porque las autoridades “escucharon” que eran lesbianas. Al imponerle reglas que no comparten, se les pasa a llevar el derecho básico a la libertad. Los profesores y directores del colegio, son los primeros que asumen las reglas, sin sospechar que para muchos de ellos llevar el disfraz de la formalidad es desagradable, pero simplemente se hace pues es la norma de la institución.

Es por eso que, al interiorizar estos principios arbitrarios, los hacemos habituales, como si de alguna manera nos pertenecieran; inmortalizando el poder social, adquiridos en la familia y en la clase social y que nos sirven de base para poder actuar con posterioridad.

Por lo tanto, la escuela nos enseña a obedecer, a ser leales con el sistema al legitimizar los hábitos, prácticas, valores y un conjunto de normas catalogadas de válidas. Debe procurar el capital cultural del estudiante, que es el que tiene que ver con todo aquello que el régimen quiere que interne. Bourdieu dice que los profesores están siempre atentos al lenguaje que utilizan sus alumnos, el que muchas veces difiere de la lengua universitaria, el que sí tiene importancia en el mercado cuando un joven lo domina, este lenguaje es, en definitiva lo que establece una relación entre el origen social y el éxito social. En otras palabras, en la medida que poseamos más conocimientos universitarios y sepamos como utilizarlos, dominando el capital cultural impuesto, podremos ascender de clase social y tener éxito.




Muy de acuerdo estoy con esta teoría del francés Bourdieu; siempre que exista una sociedad, deberá existir un régimen que nos imponga un capital cultural, que muchas veces se hereda de generación en generación hasta que se genera una crisis que en definitiva cambia el sistema económico y social por otro, muchas veces mejor. Por Ej. La revolución industrial. Quien tiene éxito es el que conoce mejor las reglas y sabe aplicarlas. Muchas veces se impone un capital cultural, que nos desagrada, nos desfavorece y no nos hace crecer como seres humanos, por ejemplo: la educación universitaria y su sistema de financiamiento. Pero en la medida que existan personas que puedan y sepan expresar esa disconformidad, para que no sea una mera opinión sino que resulte un cambio significativo, se puede hacer más llevadera la vida en esta sociedad.